¿Qué exámenes hacerse cada año?


Embarazo Salud MujerEstar bien es verse bien. Por eso antes de pensar en cualquier cosa, debería dedicarle tiempo a su salud. Tener una piel radiante, un cabello brillante y hermoso, una piel firme y una linda sonrisa no sólo depende de los cuidados estéticos.

La clave es estar saludable y tener buenos hábitos de vida. Las mujeres deben cuidarse desde que son niñas; sin embargo, a partir de los 20 años comienza una etapa en la que es necesario incluir exámenes claves cada año.

El médico Luis Felipe Estrada resumió los cuidados y controles que una mujer debe hacerse en cada etapa para detectar males a tiempo o simplemente mantener una buena calidad de vida.

De 20 a 35 años

Esta es la etapa más importante porque del cuidado que se tenga durante estos años, dependerá el buen estado de salud en la edad adulta. Gracias a los avances tecnológicos, hoy es posible reducir riesgos de enfermedades propias de cada etapa. La idea de la medicina moderna es prevenir, pues genera menos riesgos y gastos para los pacientes. A esta edad es importante:

 

1.Iniciar una historia clínica, que incluya antecedentes de la niñez y la juventud. Medición de peso y altura, además de la presión arterial.

2.Si ya ha iniciado su vida sexual, es importante comenzar las visitas periódicas al ginecólogo y estar pendiente de cualquier cambio en menstruación, mamas y genitales.

3.Papanicolau, cáncer cervical. A partir de los 21 años, o antes si fumas, si tienes múltiples parejas sexuales, si eres activa desde muy joven, si eres seropositiva o si has padecido alguna enfermedad de transmisión sexual este examen es muy importante. También es importante hacer la prueba del VIH.

4.Importante realizar un examen mamario, una exploración, especialmente, si hay casos de cáncer de mama en la familia.

5.Cada año es importante hacer un chequeo médico general, que incluya exámenes de sangre, función de riñón, hígado, y azúcar, así como un perfil de lípidos.

6.Si tiene antecedentes de males cardíacos, es importante realizarse un electrocardiograma.

7.A partir de los 30 años hay que hacer un examen de lunares. Una visita al dermatólogo ayudará a prevenir el cáncer de piel y hacerles un control a las lesiones que podamos tener en la piel, sobre todo si se ha expuesto mucho al sol.

8.Audiograma. La pérdida de audición puede comenzar a cualquier edad, así que es importante revisar este sentido desde etapas tempranas.

Todos los exámenes son fáciles y a ellos se tiene acceso por la EPS. No tenga pereza de realizarlos, los resultados, en su mayoría, estarán disponibles a los cuatro o cinco días.

En caso de embarazo

Aunque cada vez las mujeres aplazan más la maternidad, los médicos aconsejan que lo mejor es tener un bebé antes de los 35 años, pues así se garantiza la salud del pequeño.

1.Es importante prevenir enfermedades degenerativas. Con un examen de sangre puede verificar la función de hígado, riñones y ver el nivel de triglicéridos, colesterol y otras enfermedades de transmisión sexual.

2.Existe un examen que se realiza tres meses antes de quedar en embarazo y sirve para preparar a la pareja para tener un hijo sano.

3.Los exámenes de orina son importantes para monitorear el funcionamiento de los riñones de la mamá, al igual que hay que revisar los niveles de glucosa. Se hace un ultrasonido mamario y ultrasonido pélvico.

De 35 a 55 años

Los cambios hormonales se hacen evidentes en esta etapa, en la que hay que estar muy atenta a cualquier síntoma para evitar los riesgos de padecer cáncer.

Recuerde que el cáncer de cuello uterino es las enfermedad más frecuente entre la población femenina de Colombia. Ocupa el primer lugar de incidencia y mortalidad por cáncer en el país.

1.Indispensable realizar el Papanicolaou.

2.Después de los 40 años es importante realizar de forma anual una mamografía para descartar cualquier inicio de cáncer de mama. Sólo mediante este estudio y la realización de una biopsia se puede dar un diagnóstico definitivo.

3.A los 50 años, es recomendable hacer una biometría hemática, examen de sangre, general de orina, mamografía, papainocolaou, ultrasonido pélvico y perfil hormonal.

4.Después de los 50 se produce una disminución del metabolismo, y por ende, de la cantidad de hormonas. Esto predispone a la osteoporosis, aumento de grasas y endurecimiento de las arterias.

5.La densitometría ósea también es útil para saber cómo fija el organismo el calcio en los huesos y el grado de resistencia de los mismos.

6.Es importante realizarse una colonoscopia.

7.A partir de los 40 es importante realizar un examen visual cada seis meses.

8.La prueba de salud cardíaca se debe realizar anualmente. Si hay antecedentes familiares de hipertensión hay que estar más pendiente.

9.Seguir realizando la prueba del VIH.

Después de los 60 años

En esta fase de la vida, los exámenes se deberán hacer con más frecuencia.

1.Examen general de orina, placa de tórax y electrocardiograma. Es importante monitorear los niveles de azúcar en la sangre cada seis meses.

2.Realizar pruebas de laboratorio para verificar el funcionamiento del páncreas. También ecografías abdominales para evaluar hígado, riñones, útero y ovarios.

3.Radiografías para monitorear pulmones

4.La prueba oftalmológica, que se realiza cada dos años, es mejor hacerla cada año.

5.La visita al ginecólogo sigue siendo obligatoria cada año.

6.Electrocardiograma. En la posmenopausia, la enfermedad cardiovascular acelera enormemente su incidencia, aumentando los infartos y muerte súbita. Por eso, no hay abandonar las buenas rutinas, la alimentación saludable, la hidratación y la actividad física.

¿Qué es el test de Papanicolau o citología cérvicovaginal?

Es una prueba sencilla, no dolorosa que se realiza durante el examen ginecológico de rutina. Mediante una espátula se obtienen células del fondo de la vagina y de la parte externa del cérvix.

Con un pequeño cepillo redondeado se toman células del interior del cuello de útero. Las células así recogidas se depositan sobre un cristal especial denominado portaobjeto, que será enviado al laboratorio para analizar la muestra al microscopio.

La prueba ha de realizarse entre periodos y para evitar el mayor número posible de errores en el diagnóstico es importante evitar las relaciones sexuales, los lavados vaginales, el uso de espermicidas u otras cremas vaginales en las 48 horas previas a la realización del test.

¿Cómo cuidarse?

Hay unos cuidados básicos que las mujeres podrían implementar desde una temprana edad y que pueden mantener con el paso del tiempo.

1.No hacer dieta. Lo mejor es tener una alimentación balanceada que incluya todos los grupos nutricionales. Someterse a dietas estrictas atenta contra la buena salud. La clave es comer cinco veces al día, aumentar el consumo de frutas y verduras y bajar los niveles de grasas saturadas.

2.Las mujeres tienen tendencia al sedentarismo. Una buena rutina de ejercicios evitará que suba de peso y le ayudará con salud física y mental. La actividad física será la mejor aliada.

3.Un buen descanso y reducir el estrés (algo que suena difícil pero que con una buena respiración y ejercicio se logra) garantiza que el organismo pueda reparar los daños que cometemos durante el día.

4.Dejar el cigarrillo, tomar licor con mesura, y aumentar el consumo de agua no solo reportan, según estudios, niveles más altos de alegría, sino que garantiza un cabello y piel muy sanos.

5.Hay que estimular el cerebro. Una constante actividad cerebral –juegos, estudio, lectura de libros- garantizan que su memoria esté bien durante toda su vida.

A: P

Fuente: El Espectador

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *